sábado, 28 de febrero de 2015

El parque Cándido Lobera

Cascadas del Parque Lobera
Las soleadas laderas de Ataque Seco en los inicios del siglo XX se poblaron de cuadras, chabolas y barracas, algunas de ellas adosadas a las murallas del cuarto recinto, levantadas por las avalanchas de inmigrantes sin recursos económicos que llegaban a Melilla. Por el mal efecto que producían, en una zona tan céntrica, a melillenses y visitantes foráneos, y para evitar los arrastres de tierras y basuras que las lluvias torrenciales transportaban a las calles del nuevo centro, la Junta de Arbitrios decidió la construcción en el lugar de un parque público que cambiara la fisonomía de esa zona de la ciudad. Las obras se iniciaron en 1927, continuándose en la etapa republicana, en lo que hasta entonces era conocido como pedregal de Ataque Seco, inaugurándose inicialmente con el nombre de "Conde de Jordana", en honor del que fue Comandante General de Melilla de 1913 a 1915. Pronto, a instancias de las nuevas autoridades, fue cambiada esa denominación por la actual de "Parque Lobera", en homenaje al verdadero impulsor de la obra, D. Cándido Lobera Gilera, militar, periodista, profesor y político, primer Presidente de la Asociación de la Prensa Melillense nacida en 1913, propietario, fundador en 1902 y director de El Telegrama del Rif, y primer Presidente no militar de la Junta Municipal desde marzo de 1928 hasta la constitución del Ayuntamiento republicano en abril de 1931.

Quiosco de música
El Parque Lobera, de unas 2 hectáreas de superficie y céntrico como el Parque Hernández, linda por su lado occidental con los barrios del Carmen y Ataque Seco, y se sitúan en un terreno en pendiente que culmina en la zona del Parador Nacional de Turismo, que se levantó al comienzo de los 70 sobre terrenos del parque, que así perdió algo de su superficie. En la parte baja había ocurrido lo mismo con la construcción a mediados de los años 60 del Auditorium Carvajal. La remodelación de 1978 le dio el aspecto actual, con esculturas del artista local Rafael Picazo, jaulas con pájaros autóctonos y tropicales, estanque de patos, templete de música, escalinatas, cascadas, puentes y bancales a distintas alturas.
 
Arboleda de pinos
La base de la vegetación la forma actualmente la antigua arboleda a base de "pinos carrascos" y "casuarinas", con algunos ejemplares aislados de otras especies, como varias "acacias" y un "algarrobo". El resto es más moderno y se ha ido introduciendo a través de los ochenta años de historia del parque, destacando las plantas trepadoras que adornan la verja exterior y algunas herbáceas que enmarcan lo que es sin duda lo más bello de este recinto, el estanque con cascadas que parte de la plazoleta circular central y termina en la puerta principal que da a la Avenida Cándido Lobera. En total unas 40 especies de plantas leñosas y algunas herbáceas en un agradable y coqueto espacio verde con el que, sin embargo, la población melillense nunca ha llegado a conectar por completo, quizás por la pendiente que hay que superar para acceder a él.

Caseta y estaque de patos
El parque Lobera se convierte hoy en un lugar lleno de paz y sosiego, donde el sonido de los pájaros y la cascada de agua, lo envuelve todo. 

Fuentes

Fuente


Estatuas

Parque infantil

Caminos llenos de paz y sosiego

Estatuas

Remanso de paz

Reflexionando

Bosque dentro del parque

Estatua

Luces y sombras

Pinos, acacias...

Caminos para relajarse

El sonido de la fuente lo único que se oye

Un lugar privilegiado en el centro de Melilla

domingo, 22 de febrero de 2015

Lluvias torrenciales en febrero de 2015

Desde el año 2008 no había visto llover como lo ha hecho en estos últimos días en Melilla. En aquella ocasión las inundaciones vinieron en el mes de octubre, noviembre. Pero este año han sido en febrero. En media hora creo que ha caído más agua que en todo el año pasado. 

Ha sido impresionante ver cómo calles y plazas de Melilla se quedaban totalmente anegadas por el agua. Posiblemente por el mal estado de las arquetas, posiblemente por la gran cantidad de agua. Lo cierto es que en Melilla pocas veces se ve llover así.

He recogido de la red, diferentes videos sobre lo ocurrido en estos días y los he colgado para poder mostrarlos. Gracias a los que los han hecho públicos.

video
Escaleras del Tesorillo


video
C/ General Marina


video
Zona del Rastro


video
C/ Cánovas


video
C/ García Cabrelles


video
Barrio del Príncipe


video
General Marina

sábado, 21 de febrero de 2015

De Instituto Nacional de la Enseñanza a Mercado Central

Instituto Nacional de Enseñanza (Patio y Galería trasera)
Las dos imágenes que hoy recupero son del Instituto Nacional de Enseñanza en 1951. En este mismo lugar se encuentra hoy ubicado el Mercado Central de Melilla. 

En los años 70 el edificio del Instituto estaba cerrado y prácticamente en ruinas. Lo usaba sanidad para poner vacunas a los escolares que llevaban en fila desde los colegios. Las paredes estaban caídas, vigas apuntalando a otras vigas. La verdad es que estaba muy mal.

Instituto Nacional de Enseñanza (Fachada principal)
Cuando se derrumbó este edificio, se quedó el solar como aparcamiento. Al principio se podía aparcar sin ningún problema, pero luego lo cogió una empresa y empezó a cobrar el aparcamiento.

Eso lo cerraron y empezaron a construir otro mercado. Pero estaba mal hecho. Al parecer tenía aluminosis y lo echaron abajo. Finalmente se construyó el actual Mercado Central, que tenía su localización en la calle Margallo, pero que estaba bastante deteriorado. Serían los años 90 cuando se cerró definitivamente y se pasó toda la actividad comercial al nuevo de García Cabrelles.
Imagen del Blog Alminar de Melilla


Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...