sábado, 5 de octubre de 2013

Monumento a los héroes de Taxdirt

Monolito a los héroes de Taxdirt
Este monumento que en la actualidad se encuentra detrás de la Comandancia de Melilla, en la Plaza Pedro Segura, que ha sido totalmente arreglada hace unos meses, se encontraba en el cuartel del Regimiento de Caballería Alcántara. Fue inaugurado, en sus días, por el rey Alfonso XIII, pero al estar dentro del cuartel, no se podía disfrutar de él. Ahora, toda la Ciudad de Melilla puede recordar aquella histórica carga de caballería, liderada por el general Cavalcanti, premiado con la máxima distinción militar, la Laureada de San Fernando.

He querido investigar un poquito en aquel hecho sucedido en 1909 en el Protectorado español, y esta es la historia que se cuenta.

El 9 de julio de 1909, una cuadrilla de obreros del ferrocarril es atacada por miembros de las cábilas rebeldes falleciendo dos de sus componentes. Este hecho y su posterior respuesta, dirigida por el entonces Comandante General de Melilla, General Marina, marcan los inicios de la denominada “Campaña de 1909” en la que se encuadran los hechos que dieron lugar al monumento a los héroes de Taxdirt.

Transcurre el verano de 1909 en el Protectorado español, entre operaciones militares de distinto signo, cuando el General Marina idea una maniobra, cuya finalidad era avanzar, con una Brigada Mixta, a cargo del General Morales, por el Oeste, hasta alcanzar el poblado de Taurit y dominar así las lomas de Taxdirt. Mientras, otra Brigada, a cargo del General Alfau, avanzaba hacia Nador.

Detalle de la leyenda en cartelera
El 20 de Septiembre inicia su marcha la columna del General Morales que progresa sin especiales dificultades, hasta que al llegar a las cercanías de la loma de Tamisunt , la punta de vanguardia de la columna queda frenada en seco sorpresivamente por la acción envolvente de las cábilas rebeldes. Es en este momento, cuando se impone una acción rápida de la caballería en su ayuda, el Teniente Coronel Cavalcanti, al mando de un escuadrón del Regimiento de Cazadores de caballería Alfonso XII Nº 21 de apenas 70 hombres, carga sobre el enemigo hasta en dos ocasiones consiguiendo aliviar la presión sobre las tropas propias, a la vez que el General Morales ejecuta un ordenado repliegue hacia las lomas y arenales de Taxdirt, dónde mantiene la posición, estableciéndose en defensiva.

A pesar de la gran victoria que allí se ocasionó, la historia de las batallas en el Protectorado han quedado un poco en la oscuridad y el reconocimiento ha sido muy tardío. Muchos españoles dejaron su vida allí defendiendo un terreno muy abrupto y en ocasiones desconocido para ellos.

El monolito sobre grada circular de piedra, realizado en piedra de sillería y relleno de hormigón, presenta cartela y coronas funerarias. Forma tronco piramidal con base cuadrada y elevado sobre grada de cinco escalones. Arranca de una moldura geométrica y remata en otro segmento geométrico que rompe la monotonía de la figura. En su parte delantera una leyenda sobre cartela con la siguiente inscripción: “Taxdirt 20 de septiembre de 1909. En memoria de los que murieron heroicamente combatiendo por la patria R.I.P”, rematada por una cruz sencilla. Debajo tallado, escudo de España durante el reinado de Alfonso XII. En las caras laterales se talla una corona de flores.

En el monolito original la cara trasera no tenía inscripción alguna, actualmente se representa una Laureada de San Fernando, que debió incluirse al trasladarse el monumento desde su ubicación en el Regimiento de Ingenieros, hasta el acuartelamiento Primo de Rivera en Melilla.

Monolito en la Plaza de Pedro Segura
Construido en conmemoración a los que participaron en la llamada carga de Taxdirt el 20 de septiembre de 1909. En enero de 1911, en su viaje a Melilla, el rey Alfonso XIII, visita el monumento enclavado en el lugar de los hechos. Posteriormente coincidiendo con la independencia de Marruecos en 1956, se traslada a Melilla en piezas, quedando depositado en el Regimiento de Ingenieros.

En 1958 el Ayuntamiento de Melilla muestra su interés por ubicar algunos monumentos militares en espacios públicos. Se barajan varias posibilidades decidiendo ubicarlo en la explanada anterior al cementerio municipal, proyecto que no llega a buen fin.

En 1967 la Comandancia General decide ubicarlo en el interior del acuartelamiento Primo de Rivera.

En 2013 mediante orden ministerial, se cede el uso temporal de este fondo patrimonial del Ejército de Tierra, a la Ciudad Autónoma de Melilla, que mediante un proceso de restauración lo traslada a la Plaza de Pedro Segura donde preside dicho espacio público. El acto de inauguración tiene lugar el 20 de Abril de 2013, con una parada militar presidida por el Comandante General de Melilla, a quien acompañaba el Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, el Delegado del Gobierno y los representantes en las Cortes Generales de la ciudad de Melilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...