miércoles, 8 de agosto de 2012

Bebidas elaboradas en Melilla

Sifón de Kist
Hacia el año 1985 se cerró en Melilla la fábrica Weil. Fábrica de cervezas y refrescos. Estaba situada en el callejón de la Marina. Por este callejón entraban los trabajadores y la entrada principal al público por la Plaza Martín de Córdoba, lo que hoy correspondería al concesionario de la Peugeot.

Existían tres tipos de refrescos: el frutchampagne que sabía a fresa y que tenía mucho gas. En la botella de Casera tenías la Casera de limón, de naranja y la trasparente. Comprabas una botella y tenías que devolver el casco. Si no lo devolvías tenías que pagar un extra, pero era raro quien lo pagara, ya que todo el mundo lo devolvía porque no lo querías para nada. Dejabas uno vacío y comprabas otro lleno.

Con la cerveza Estrella de África ocurría lo mismo. La gente aprovechaba y la compraba a la hora de la comida, porque así se la llevaba fresquita. Además eran botellas de 3/4, con lo que en la comida la terminabas y para la cena ibas a por otra. Con el casco ocurría lo mismo, devolvías uno y te llevabas otro lleno. Una buena forma de reciclar.

Cerveza Africa Star (Foto: Fernando García Infante)
Es posible que tanto los refrescos como la cerveza que se hiciesen en Ceuta, pero que aquí en Melilla tuviesen una máquina embasadora. Eso los que trabajaron en aquella fábrica nos lo podrían explicar.

Si alguien quiere imaginar el sabor que tenía el frutchampagne, puede hacerlo con una botella de granadina y otra de casera. En un vaso de tubo se pone una parte de granadina y cuatro de casera fresquita y se puede disfrutar de este delicioso refresco.

Frutchampagne fresquito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...