martes, 18 de octubre de 2011

De tapeo: Bar Antequera

Fachada del Bar Antequera
En el barrio del Real podemos encontrar el Bar Antequera, en la calle de La Legión. Antiguamente fue un bar muy famoso: el Bar Gabriel. Tenía las coquinas metidas en una pecera vivas y de aquí las cogía para las tapas. Al dueño le dio una embolia y cerraron el bar. Fue entonces cuando lo cogió uno de los moros que tenían en la cocina.

En la actualidad su dueño es moro, pero eso no quita que te ponga tus tapas de jamón y chorizo. El bar no ha cambiado ni una losa desde el primer dueño. Es más, se mantiene hasta la mierda que se genera. Es muy pequeño y siempre parece que está lleno de gente. La clientela que tiene es fija. El camarero siempre está sonriendo, aunque esté de muy mala leche.

Trata siempre de engañarte y apunta de más. Cuando le dices que se ha equivocado y que ha hecho mal la cuenta, entonces repite la cuenta y te da la razón. Para compensar el error te invita a un cubata, en el que echa un dedo de wisky y reparte una coca-cola entre varios vasos. Vamos que te la ha vuelto a colar de todas formas.

Los mejillones
Las tapas están muy bien y sales comido. Pero no intentes investigar cómo es la cocina, porque tiene una ventanita pequeña medio cerrada con una cortina, que no se levanta ni para pasar las tapas, ya que estas pasan por debajo. Posiblemente si intentásemos entrar en la cocina, nos daría algo.

El pescado es fresco, pero lo que no se puede uno marchar sin probar es la oreja con pimentón por lo alto.

A partir de las 4 de la tarde, cierra las puertas y pone música para los clientes fijos que se quedan tomando el cubata. No hay mucho espacio para moverse, ya que para pasar por el pasillo hay que pedir permiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...