viernes, 9 de septiembre de 2011

Virgen de la Victoria

Virgen de la Victoria
El día 8 de septiembre se celebra la fiesta de la Patrona Coronada y Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de Melilla. En definitiva, la Virgen de la Victoria. Dos actos importantes se desarrollan a lo largo del día. En primer lugar la Eucaristía, a las 12 de la mañana, que se celebra en la parroquia del Pueblo, donde los representantes políticos, religiosos y militares, y todos aquellos melillenses que quieren unirse a ellos, reiteran su juramento de fidelidad a la patrona. Y la segunda la procesión por las calles de Melilla del trono de la Virgen, a las 7,30 de la tarde, y en la que nuevamente los melillenses la acogen por las calles y le reiteran su devoción.

Esta fiesta fue instaurada en 1756, el 3 de febrero, cuando fue nombrada como patrona y señora de Melilla. El 13 de junio e 1948 fue coronada con los honores de capitán general con mando en la plaza. La corona la compraron los melillenses mediante una gran donación popular. El 13 de junio de 1998 la virgen fue declarada alcaldesa perpetua de la Ciudad.

Policía Local de gala
La Virgen sale en procesión desde la parroquia del Pueblo, llevada a hombros de los costaleros. Esta tradición comenzó en 1988, cuando se decidió que dejase de procesionar en vehículo y pasase a salir en trono.

Acompañan a la Virgen, aparte de la policía local vestida de gala, melillenses y melillensas vestidos con el traje típico, los representantes de las Cofradías de Melilla y Casas de Melilla y los responsables políticos, militares y religiosos de la Ciudad. Hay que decir que esta es una de las procesiones obligatorias para los Consejeros de la Ciudad, marcada así en el Protocolo de la Ciudad. Cierran la procesión una compañía del Regimiento de Regulares, con sus cornetas, tambores y por supuesto capas rojas, que dan un colorido muy peculiar a la procesión.

Traje típico de Melilla
La imagen pertenece a la escuela levantina y es una virgen de galeón. Inicialmente se la conocía como la Virgen del Mar de Alborán, pero Pío V, tras la batalla de Lepanto, la denominó de la Victoria. Sus primeros adoradores fueron los hombres de la Compañía de Mar, que llegaron con Pedro de Estopiñán en 1497.

Hermanos de las Cofradías

Regulares de Melilla




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...