lunes, 7 de marzo de 2011

Almejas

Almejas frescas
Los domingos por la mañana me suelo acercar a lo que llamamos "el barrio Chino". Es una de las fronteras de Melilla con Marruecos. Cruzas la valla y, todavía en lo que consideramos Tierra de Nadie (aunque los marroquíes ya han bajado su frontera hasta a penas 25 metros de la nuestra), se monta un pequeño mercado de productos del campo y del mar. Por 30 euros uno viene cargado de fruta, verdura, pescado, para toda la semana.


Esta semana el ofertón eran las almejas. Un kilo de almejas (las de la imagen), fresquitas y grandes, por tan solo... Asómbrense, pero cierto, 5 euros. ¿Dónde las encontramos así en la Península? Vamos ni en Galicia las encontramos tan baratas y sabrosas.


Fue llegar a casa, ponerlas en agua y se veía cómo se movían y cómo soltaban agua todavía. Y por la noche una buena cazuela de almejas. Para prepararlas simplemente se calienta una sartén con un chorrito de vinagre y se tapan para que, ellas solas vayan abriendo. En un par de minutos uno tiene un sabroso plato de almejas, al que le puedes echar un chorretón de aceite, ajo y perejil bien picado. Para chuparse los dedos y la almeja, por supuesto.
A punto de ser preparadas




Aliñadas y listas para comer
Detalle del tamaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...