martes, 28 de septiembre de 2010

Viajar a Melilla

Aeropuerto de Melilla
Para llegar a Melilla tenemos básicamente dos medios: avión y barco. La diferencia de tiempo y de dinero entre uno y otro es elevada. De todas formas eso no quita para que la gente se mueva de la Península a Melilla y viceversa.

El avión es el medio más rápido. En unos 35 minutos nos podemos colocar en Málaga, o en 50 en Madrid. Pero tiene sus inconvenientes. El primer y más importante, el precio. Reservando con tiempo y gracias a las ayudas que tenemos por ser residentes, podemos conseguir un billete de ida y vuelta a Málaga por 40 euros, dependiendo las horas. Pero si tienes una urgencia y tienes que volar de un día para otro puedes llegar a pagar 300 euros o más. En la actualidad, el Gobierno de la Ciudad ha firmado una serie de convenios con Iberia y Aena, para que los vuelos desde y hacia Melilla salgan a precios muy reducidos. Pero igual son sólo 72 billetes de vuelos baratos los que se ofrecen al día.

Hay que decir que cuando uno llega a Melilla, lo primero que tiene que hacer es ir a ventanilla única y empadronarse aquí, es decir, hacerse residente, porque eso implica descuentos en los billetes de avión y barco.

En la actualidad los vuelos son a Málaga, Granada, Madrid, Almería, Valencia, Palma de Mallorca y Barcelona. De estos últimos igual es uno al día. Con la ciudad que más conexión tenemos es con Málaga. Es posible que haya 4 vuelos diarios de ida y vuelta. Con el resto 2 ó 3 como máximo. Incluso hay vuelos que sólo se realizan durante el verano, ya que en invierno desaparecen esos destinos.

Si al precio le sumamos el inconveniente de que no puedes llevar todo el equipaje que quieres, ya que te cobran el sobrepeso a tarifas elevadas (aunque en Melilla se hace un poco la vista gorda a la hora de los pesos y te permiten un kilo o dos más), no todo el mundo decide viajar en avión, salvo que sea un chollo o último recurso.

Barco a su llegada a Melilla
El barco es el medio más utilizado por los melillenses para trasladarnos a la Península. Tenemos dos líneas, una a Málaga y otra a Almería. En cada línea operan dos barcos. En verano se ve reforzado el servicio a Málaga con un barco que llamamos “el rápido”. La duración del viaje normal son 8 horas. En el rápido el tiempo se reduce considerablemente, siendo de 4 horas. El principal inconveniente del barco rápido es que puede ser que se levante un poco de viento y el mar esté un poco movido y entonces ya no sale, dejándote tirado y obligándote a coger el barco lento, si tienes suerte y hay sitio. En muchas ocasiones, gente que viajaba en el barco rápido, se ha tenido que quedar en Málaga un día más porque no salía y no había billetes para el lento. El barco lento es, en ese sentido, más seguro, porque tiene que estar muy mal el tiempo para que no salga. El precio es mucho más asequible. Si uno quiere viajar en butaca (sentado) el billete le cuesta 17 euros. Si lo que quieres es un camarote compartido con otras tres personas, el billete es de 27 euros. Pero si prefieres viajar en un camarote de dos personas, el billete se sube a 45 euros. Aún así es muy asequible para los bolsillos. Estos precios, evidentemente, siendo residente en Melilla. Normalmente la gente viaja en camarotes, ya que en las butacas van siempre los moros y el viaje se hace insoportable, por el ambiente y por la duración.

El viaje de Melilla a Málaga se hace ameno ya que es por la noche y si te echas a dormir, para cuando te das cuenta ya estás llegando. La vuelta es un poco más pesada porque es de día, desde las 2 de la tarde hasta las 10 de la noche (últimamente está llegando un poquito antes), y salvo que te eches una buena siesta, se hace muy pesado y largo.

Lo bueno del barco es que puedes viajar con tu coche y por lo tanto es una garantía de que luego vas a poder moverte sin problema por la Península. Y tampoco es muy más caro. Dos personas, en camarote de dos, con coche, sale por 285 euros, ida y vuelta.


4 comentarios:

  1. como lo sabes que para viajar en el barco lo mejor es coger un camarote, porque como vayas en butaca......tela, aparte que no duermes porque vas sentado y eso si encuentras los cojines de los asientos, el aroma es......usan los asientos de los sillones para tumbarse en el suelo , por los pasillos y se quitan hasta los zapatos,jajajjaja.

    ResponderEliminar
  2. como que avion o barco, te has olvidado de las pateras,caxissss como se enteren los morenos, te anularan el comentario de Luis

    ResponderEliminar
  3. Tambien puedes entrar nadando, es mas economico, lo unico que se pide es estar un poco en forma y que el madero de turno no te vea.Fomentemos el turismo en Melilla jajajajajajajajaj

    ResponderEliminar
  4. En Málaga hay una anécdota muy curiosa sobre este barco a Melilla, que le llamamos el "melillero" resulta que hay días en los que la ola que forma es tan grande que llega a la playa incluso llega a mojar a la gente que está en la playa, aunque a la gente que le pilla no le parece tan gracioso claro está....

    ResponderEliminar

Quizás te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...